¡Boicot!

boicotCiudadano no olvides:

El Gobierno no es más que una asociación de usurpadores infiltrados dentro de un falso aparato político para hacer uso ilegítimo de las fuerzas del Estado con el fin de someter al pueblo a la voluntad de las elites capitalistas, el verdadero mando en la sombra. En ese sentido, los políticos son profesionales de la hipocresía pagados con tus impuestos para encarnar la cara más visible del capital y del narcotráfico a la par que su mejor arma de dominación y enriquecimiento; estarán entonces siempre al servicio de los enemigos del pueblo sin los cuales no podrían ostentar el poder.

Estos actores a sueldo que recitan todos en coro el guión de tu esclavitud aprobaron y seguirán imponiendo leyes en contra del pueblo sin consultarlo. Votar es entonces elegir el color de tus cadenas, elegir a tus verdugos. 
La democracia no se reduce a depositar un papelito en una urna cada tres o seis años. Esta gran farsa electoral viene legalizar toda una cadena de poder corrupta y nociva que se sienta sobre la ignorancia de la población. La creencia de que una persona providencial tiene que “gobernar” a millones debería hacer parte de otra época, cuando la actualidad nos enseña otra realidad con la autodeterminación de comunidades enteras en Michoacán, Oaxaca, Guerrero o Chiapas.

El gobierno tiene el total monopolio de la violencia (policial, militar, legal…), y ha estado siempre dispuesto a los más atroces actos, pero nosotros lo superamos en número y, porque  ahora contamos también con la consciencia y la organización, la victoria popular se hace posible en cada vez más comunidades. Cuando nos organizamos desde abajo, no sólo podemos y debemos oponernos al sistema electoral partidista y truqueado. Nosotros somos capaces de construir nuestras propias formas de gobierno, donde las bases manden y se tomen en cuenta a todos los barrios, colonias y comunidades de nuestro municipio.

Nuestro tiempo ha llegado, él de recuperar entre nuestras manos nuestros recursos, nuestra salud, la educación de nuestros hijos, nuestra seguridad y justicia, en resumen, nuestro destino común como pueblo. Las miles de comunidades Zapatistas en Chiapas y la multiplicación de los Consejos Populares y otros proyectos comunitarios en México son un claro mensaje de que, si no queremos al gobierno, tampoco no lo necesitamos. La unión del pueblo, que es necesaria para la harmonía y la organización, no es compatible con las maniobras de los partidos que solamente compran y dividen al pueblo para vencerlo. Limpiar nuestras comunidades de los partidos es una prioridad.

Un boicot exitoso de las elecciones dentro de la legalidad se logra, por un lado, manteniendo una presión constante sobre los candidatos para que no puedan realizar sus actos proselitistas dentro del municipio ni invadir las calles con su basura electorista, y por otro lado, con la concientización de la población, en particular de los funcionarios de casilla, de los comisarios y representantes populares de los barrios y colonias del municipio y de más organizaciones. Este proceso de concientización se lleva a cabo a través de la participación del mismo pueblo en los brigadeos, difundindo este tipo de material informativo a cada puerta y con el esfuerzo de cada uno de nosotros para convencer de boca en  boca a la gente de nuestro entorno.

Tras el acercamiento directo a los barrios, colonias y comunidades del municipio, las brigadas son los grupos de acción directa en la campaña de promoción de un Consejo Popular Municipal. Su discurso se concentra sobre la necesidad de lograr un boicot efectivo de las elecciones descredibilizándo  la política actual, el sistema electoral y la integralidad de los candidatos, primera etapa para poder abrir la reflexión sobre la necesidad de una alternativa política ya. Entonces, sus acciones no promueven solamente el derecho a la desobediencia civil, quitando la propaganda de los partidos y presionando a los candidatos, sino también fomentan con las asambleas la autoformación y auto-organización del pueblo para propiciar su necesario empoderamiento.

Cuestionar la representatividad, la partidocracia, la profesionalización de la política, denunciar los fraudes, los conflictos de intereses con el Capital o con el narcotráfico, el financiamiento de los partidos que dificulta la emergencia de nuevas ideas o fuerzas políticas, la manipulación por los medios de comunicación, nos permite reabrir el diálogo político entre los habitantes de nuestras colonias, comunidades y barrios del municipio. Retomar la palabra es el primer paso para la autodeterminación de un pueblo y el mejor medio conocido para ello es la asamblea popular. Aprender a escucharse, a tomar en cuenta la opinión de los demás, poner en orden sus ideas antes de hablar, tener un lenguaje respetuoso de tod@s, son facultades que se desarollan con la practica así que siempre será mejor empezar cuanto antes.

Esta serie de acciones y quizas otras más que salen de la legalidad (corte de carretera, quema de papelería electoral o de casetas…) pueden llevar a que se declarare nula la elección. Existe entonces un vacío de poder a partir del cual el pueblo tiene la oportunidad de proponer una alternativa política legítima, por ejemplo designando representantes por barrio, comisiones de trabajo y un Consejo Popular Municipal como lo exponemos con más detaille aquí. Los ejemplos concretos no faltan y representan una esperanza para todas nuestras comunidades que se rigen en gran parte por Usos y Costumbres pero que sufren de la corrupción de los partidos y de la policía local, estatal y federal. Aquí y ahora se está jugando algo que transciende nuestro propio interés particular. ¡Nunca jamás un México sin los AutoGobiernos de México!

– Porque no tenemos noticias de los 43 normalistas detenidos y desaparecidos por el Estado.


- Porque el estado ha dejado de garantizar el derecho a la vida, pues sabemos que éste es el que ataca, asesina, desaparece y tortura a la población indefensa.


- Porque que todos los partidos tienen relaciones estrechas con el crimen organizado.

– Porque solo se enriquecen unas cuantas familias a costa de los impuestos que pagamos todos.

– Porque el derroche en promover su imagen es mayor que el gasto en el desarrollo social.

– Porque nos están condicionando nuestros medios de existencia con la aprobación de las reformas estructurales.

– Porque nos quieren dejar sin educación para aprovecharse de nuestra ignorancia y seguir despojándonos.

– Porque tu dignidad como ser humano no tiene precio ni se intercambia por una despensa o una pantalla.

– Porque el pueblo unido y sin partido jamás será vencido

– Porque ningún partido político representa al pueblo.


- Y un largo etc…